MIS DOS TESOROS

MIS DOS TESOROS
IAN Y LAURA

CADENA DE IDEAS

Las personas con Síndrome de Asperger y sus familias somos como eslabones sueltos de una cadena que hay que lograr engarzar. Por esa razón, este espacio: CADENA DE IDEAS pretende ser participativo a todos los padres, profesionales, y personas con TEA para que, en él, podamos aportar ideas sencillas que pueden ser o han sido efectivas para nuestros hijos o alumnos, o para ellos mismos, si son personas con TEA quienes nos las transmiten.
La intención es ayudar a los papás, profesores o personas con TEA que todavía andan perdidos, creando un material de consulta que nos ayude a interactuar con más facilidad y armonía. También pretende mostrar, que no es tan dificil llegar hasta los niños o adultos con TEA, si aprendemos a conocer su particular manera de proceder.


SI QUIERES CONOCER EL PORQUÉ DE ESTA INICIATIVA PINCHA AQUÍ

PARA PARTICIPAR: Podéis enviarme un e-mail a: auroragarrigos@gmail.com poniendo en el asunto: CADENA DE IDEAS
Exponéis vuestra idea.
Si la idea la habéis obtenido de algún sitio poner el enlace. No queremos copiar a nadie, solo transmitir ideas.
Vuestro nombre y apellidos.
Y algún enlace vuestro, si queréis, como: facebook, blog, web, etc. Especialmente si en esos enlaces habláis sobre TEA.

DEJEMOS DE SER ESLABONES SUELTOS PARA UNIRNOS EN UN PROPÓSITO.

Colección EducaTEA

Hola a tod@s!! 

¡¡Mis bebés ya han nacido!! :)))


Para los que me preguntáis por la colección EducaTEA de habilidades sociales y personales, de cuadernos para adolescentes y adultos con TEA que os presenté hace un par de semanas, el sábado día 3 de diciembre, estarán los dos primeros disponibles ya en el stand de Psylicom, que encontraréis en la I Jornada de Infancia y Autismo que organiza el Ayuntamiento de Benavente y el Gabinete Psicopedagógico de Esther y María, en el Hotel "Villa de Benavente" con una invitada de honor: Anabel Cornago que tratará la estimulación del lenguaje oral y las emociones en el autismo. Os dejo el enlace con toda la información de esta Jornada que promete ser ¡¡más que interesante!!


Si no vais a Benavente y os interesan los cuadernos de trabajo para adolescentes y adultos, podéis informaros sobre ellos o pedirlos, enviando un mensaje a: librosagpedidos@gmail.com

¡¡¡GRACIAS A TOD@S POR VUESTRO INTERÉS!!!



Colección para adolescentes y adultos con TEA

[+/-]


  Colección EducaTEA 
Os presento a mis "bebés", los tres primeros cuadernos de trabajo de esta colección, que va dirigida y enfocada a adolescentes y adultos con TEA.

  1. Dejarte guiar
  2. La masturbación masculina
  3. Tener una cita


Hace años que la idea esperaba pacientemente en mi mente y lo primeros esbozos en mi ordenador y por fin les ha llegado el momento. David Verdú ha hecho unos dibujos muy chulos que encajan a la perfección con la idea que tenía para este material, de manera que me siento feliz de poder mostraros lo que me ha llevado de cabeza estos últimos meses.

En esta colección trabajaremos habilidades sociales, personales y también mentales para las que nuestros chicos y chicas con TEA requieren mucha información.

Son cuadernos de trabajo profundamente desarrollados, para sacarles todo el jugo posible a cada temática que contienen. En su interior, una historia social extensa y muy nutritiva que tendrán que digerir despacio. Os dejo una imagen de las portadas para que vayáis conociéndolos y la descripción de cada uno de ellos:






“Dejarte guiar”

(92 páginas Din A4, apaisado, anillado y en blanco y negro)

Es el tema de este primer cuaderno de la colección. El aprendizaje que encierra entre sus páginas, trata de ejercitar, por medio de una historia social profunda, la alteración específica en el desarrollo de las tres áreas funcionales más significativas de las personas con TEA.

La Triada de Wing (Wing y Gould 1979)

  1. Capacidades de relación social.
  2. Competencias de comunicación.
  3. Flexibilidad mental y de comportamiento.



Si es difícil convivir con la resistencia a dejarse guiar en la infancia de las personas con Síndrome de Asperger o TEA, por las dificultades que tienen en esa triada que les caracteriza, la edad puede complicar bastante las cosas. Para tratar de minimizar esto, lo primero que podemos hacer es esclarecer, de una manera visual, la base y el porqué de esa necesidad de dejarse guiar por sus padres, profesores o jefes, junto con las consecuencias sociales que encierra la intransigencia por su parte. Para ello utilizamos esa lógica y verdad que ellos sienten, comprenden y agradecen tantas veces. Siempre que acertemos a expresarlo en el momento oportuno y de la manera adecuada a su comprensión.

A la profunda historia social que encontramos en este material se unen fichas de trabajo que les aporta una serie de opciones visuales para facilitarles la comunicación. Registros individualizados para las fichas de trabajo y anexos que contextualizan algún punto en concreto y que, además, se dirigen también a las personas con TEA para que, a su vez, puedan comprender las dificultades con las que se enfrentan las personas neurotípicas a la hora de tratar de ayudarles. Este cuaderno, dispone de un sencillo juego al final de sus páginas, con el que poder aprender de una manera más amena.

























La masturbación masculina precisa de una "habilidad personal" en la que vamos a profundizar en este segundo cuaderno de la colección.Un aspecto delicado, que ha sido tabú durante siglos y que, aun en nuestros días, solemos pasar de puntillas por el hecho de que nos mete de lleno en una explicación sexual para la que siempre nos faltan las palabras. Explicar la masturbación a un adolescente, es uno de los trabajos habituales en los talleres presenciales que realizo sobre historias sociales, o en los cursos online para padres y profesionales que vengo realizando desde hace más de dos años en la plataforma Infosal (www.infosal.es). Los chicos crecen y en dichos talleres se aprecia con facilidad las dificultades que tenemos los adultos, para enfrentarnos a la explicación de este tema. Sin embargo, la incomprensión social y personal de las personas con TEA nos empuja sin tregua a esforzarnos en ser más explícitos.

En este material profundizaremos de una manera poco habitual. Sabemos que las personas con TEA necesitan de una información detallada de los aprendizajes. Explicarles las cosas de una manera superficial, contribuye a confundirles muchas veces y a nuestras características neurotípicas les cuesta darse cuenta de esto. Es necesario que aprendamos a interiorizar en sus peculiaridades y a ver las cosas desde la perspectiva de las personas con Trastorno del Espectro Autista, entre los que se encuentra el Síndrome de Asperger. Tratar de mirar a través de sus ojos, nos ayudará a proporcionarles las respuestas a esas preguntas que no saben o les cuesta realizar.

Este cuaderno de la colección EducaTEA ampliará sus conocimientos sobre un tema personal que podría tener consecuencias sociales graves de no adquirir adecuadamente este aprendizaje. Con este material, vamos sumando más piezas que poder organizar, en ese caótico puzle que es para ellos el mundo en el que están inmersos, generalmente incomprensible, limitante y tan fuera de control, desde la mirada TEA.




Las dificultades que tienen los chicos y adultos con TEA para interactuar socialmente, los problemas de comunicación y esa rigidez que caracteriza su peculiar forma de expresarse socialmente, junto con el desconocimiento de las normas sociales, la dificultad para leer el lenguaje corporal o facial-emocional de la persona que tienen enfrente, contribuye a que les resulte mucho más complicado iniciar una relación de amistad o de pareja con el sexo opuesto.

Que no adquieran ciertas habilidades de forma intuitiva, no significa que no puedan aprenderlas. Como en todos los temas sociales, además de información, las personas con TEA precisarán de mucho trabajo de teatralización o Role Playing con que practicar o ejercitarse en algo tan complicado para ellos como es la interacción social.

Con este cuaderno vamos a aportarles una de esas dos importantes bases, la información; que en este cuaderno incluye: temas de los que pueden hablar en cada momento de su cita, estrategias sobre la interacción adecuada, datos sobre temas importantes para el género femenino, frases alternativas, cómo hacer el primer contacto, la intensidad emocional que es adecuada mostrar socialmente en una situación así, pistas sobre los gestos de su interlocutora y muchas otras cosas que necesitan conocer al respecto.

Con este tercer cuaderno les ayudaremos a reducir o evitar fracasos en esos primeros escarceos con el sexo contrario, recordándoles que, además, es la mutua atracción la que ha de surgir en una pareja para que todo fluya y se propicie una relación más seria y comprometida.



LOS CUADERNOS SALDRÁN EN DICIEMBRE

De momento solo disponibles para España. 

RESÉRVALOS YA EN:  librosagpedidos@gmail.com

[+/-]

OBSESIÓN CONTROLADA PERO NO ERRADICADA

[+/-]




Hola a tod@s!! por fin un ratito para seguir contándoos cosillas ;) Como algunos sabéis desde el 3 de mayo de este año vamos tras una obsesión muy arrailada en mi hijo Ian. Hacía demasiado tiempo que, sin que nosotros supiéramos, iba limpiando de basura los alrededores de nuestra casa en el campo. Cuando empezó a traer ramas y desperdicios a casa para que lo quemáramos en la hoguera en la que solemos quemar lo que recogemos de las podas, hojas etc.  nos dimos cuenta de la gravedad de lo que estaba pasando. Ian se había obsesionado con la limpieza de todo lo que veía. Y lo más peligroso era la proximidad de la carretera. Posiblemente, el motivo que inició este gusto por la limpieza fue escuchar en la radio local un eslogan de manera continuada "La limpieza del pueblo es cosa de todos" ya que me lo ha comentado en más de una ocasión. Lo que hizo que él cogiera el mensaje al pie de la letra y en lugar de no ensuciar, que es lo que trata de trasmitir este anuncio a cada uno de los habitantes del pueblo, a Ian le ha dado por arromangarse en cuanto tiene ocasión y limpiar de papeles, cartones, botes y demás los lugares por donde pasa jeje

Desde mayo he tratado de ir acotando estos lugares y lo hemos conseguido, aunque no descarto que si va solo a hacer algún recado siga cogiendo algo y tirándolo al contenedor más cercano; aunque estoy segura que no tanto como antes o con tanto ahínco, ya que ahora puede caminar y ver basura en la calle sin tensarse, angustiarse y obsesionarse con que la tiene que tirar ya, sí o sí, impidiéndole seguir con su camino. De vez en cuando, parece tener alguna recaída en este asunto que frenamos lo más rápidamente posible, y es que como he comentado en más de una ocasión, lo peor en las obsesiones es no cogerlas y trabajarlas en sus inicios donde son más fáciles de erradicar. A veces no damos importancia a ciertas cosas especialmente si el fondo de la acción es positiva, como es reciclar o limpiar algo de alguna manera, hasta que, de pronto, y como suele pasar en estos casos se desmadra.

Ahora, Ian lo lleva MUY BIEN en comparación a antes. En lo que respecta a los alrededores del campo en el que vivimos lo tenemos controlado; solo vamos los domingos con él a recoger algunos papeles o basuras que la gente no deja de tirar (increíble pero cierto) este verano, incluso le dio a alguien por tirar, cada ciertos días una bolsa de basura en la zona de la carretera cercana a nuestro camino, lo que hace que cada vez que salimos con el coche veamos la suciedad en la cuneta. Suciedad que Ian tiene claro que no puede acceder y que es cosa de los trabajadores de conservación, que por otra parte andan bastante relajados pues hace ya meses que tenemos basura desperdigada por la carretera gracias a esta inconsciente o inconscientes personas que les ha dado por pensar que la carretera es un buen lugar para soltar, de vez en cuando, una bolsa de basura. 

Generalmente, los domingos vamos solo un trozo pequeño del trayecto, que es el que más ve y molesta a Ian. Os puedo asegurar que es el trozo más limpio de España jajaja. Este domingo pasado descubrió en un bancal el tapacubos o embellecedor de la rueda de un coche y se enfadó al pensar que la gente lo había tirado. Me costó ayudarle a comprender que los tapacubos que aparecen en los caminos o carreteras no suelen tirarlos, sino que se les caen a los coches y que lo mejor que podíamos hacer era colocarlo de manera visible en el camino, para que quien lo hubiese perdido lo recogiera. Ian se negaba al principio, quería tirarlo a la bolsa que suele llevar, pero al final lo comprendió, de manera que lo dejamos apoyado en una piedra grande, de forma que estuviera bien visible. Al día siguiente ya no estaba y mi hijo se puso muy contento a la vez que sorprendido de que, de verdad, su dueño se lo hubiese llevado.
Como digo, tenemos bastante controlada esta obsesión, pero no erradicada, he tratado de alargar a dos semanas la recogida de los domingos, pero de momento no ha podido ser, habrá que seguir intentándolo. Sin embargo, sí ha ocurrido algún domingo que se le ha olvidado y no me ha pedido que vayamos, algo que me parece positivo. A veces recoge tres papelitos solo, pues como digo, pues como digo ¡¡es posible que no haya un camino más limpio en toda España!!




¡¡Me lo tiene todo más limpio que un Jaspe!! ¡¡ahora no deja hierbecita con cabeza!!



Como podemos observar, hay todo un trabajo, paciencia, perseverancia y tiempo tras cualquier tipo de situación que vivimos con las personas con TEA

[+/-]

CADENA DE IDEAS (Horario tardes)

[+/-]

Aquí os dejo una cadenaidea que ha hecho Meme para su hijo Javier y que ha querido compartir con tod@s nosotr@s.

Se trata de un horario con pictos para que su hijo sepa qué es lo que ha de hacer por las tardes. sabemos que los niños con Asperger o TEA precisan, muchas veces, de apoyos visuales para comprender mejor las cosas y la anticipación es una de las mejores opciones que podemos utilizar para controlar la ansiedad que se genera en ellos, si no saben qué hay que hacer en cada momento.

 Meme conoce las dificultades de su hijo y le ha creado este horario que contiene dibujos de internet y de Arasaac a Javier, que le facilita mucho la comprensión de qué es lo que le toca hacer por las tardes.





¡¡MUCHAS GRACIAS MEME, POR COMPARTIR EN ESTE ESPACIO TU TRABAJO E IDEAS CON TOD@S NOSOTR@S!!!

[+/-]

OBSESIÓN NEUTRALIZADA

[+/-]





Hola a tod@s!! ¿Qué tal el verano…o invierno?, desde según se mire :) Nosotros hemos pasado unos días en Torrevieja, donde Ian estuvo algo nerviosete ya que se llevó la play y como en casa hace un par de años que ya no daba problemas con ella, me relajé y no le planifiqué los juegos durante la semana de vacaciones. Error que nos pasó factura un par de días hasta que me puse las pilas.





Además de la semana de vacaciones en Torrevieja, Ian ampliará este año el descanso hasta el 6 de septiembre. De manera que se ha convertido en mi guardaespaldas, el mejor y más guapo guardaespaldas que he conocido. Bueno, tampoco es que haya conocido muchos jeje, aunque, por supuesto, la balanza siempre estará del lado de Ian ;)

Vamos juntos a todas partes, le encanta subir delante en el coche conmigo, poner música en el Bluetooth o simplemente escuchar la radio e ir a hacer recados. Su hermana y él han de turnarse los viajes cuando vamos al pueblo a comprar los tres juntos. Hasta ahora Ian no decía que quería ir delante y su hermana era siempre la copiloto, pero el otro día me comentó si podía ir delante aunque estuviera su hermana y a mí me emocionó escucharle, especialmente por la forma en que lo hizo.

-        - Mamá, ¿puedo sentarme yo delante también, aunque esté Laura?
-       (Sabía a lo que se refería pero me sorprendió y traté de tirarle de la lengua) 
-        - ¿A qué te refieres?
-        - A que ella siempre va delante y yo también quiero ir.
-        -  ¡¡Por supuesto que sí!! El mismo derecho tienes tú que ella. Pero como nunca dices nada y esperas en la puerta de atrás a subir al coche, pensábamos que te gustaba ir detrás. (Y quedamos en repartir los trayectos que hiciéramos)

Incluso ahora controla la cantidad de viajes para que compartir el asiento delantero sea algo equilibrado.

También vamos a caminar cada tarde los dos y hemos descubierto una familia de ranitas que son una monada y que no tengo idea del porqué están viviendo en un lugar donde no hay agua. Al menos que veamos, pues ellas, cuando pasamos, se esconden en una grieta gruesa que hay en el suelo, donde tal vez encuentren la humedad que necesitan.

Y, además, y este es el objetivo de esta entrada, seguimos atareados con las obsesiones, pues no solo trabajamos con la que os he ido narrando, la cuál diría que tenemos neutralizada, no erradicada; pero creo que hemos avanzado mucho en ella. Os cuento...

Para refrescaros la memoria al respecto, os explico un poco…Ian iba limpiando el camino y alrededores de nuestra casa en el campo, de papeles, bolsas, ramas y de cualquier cosa. Le daba por traérnoslo a casa para quemar y decía que era de casa de los yayos, pero un día nos dimos cuenta que se iba a los bancales vecinos a recoger todo lo que consideraba que no debía estar allí. Y esto iba en aumento. Un día, incluso nos trajo un tendedero que alguien había quemado, diciendo que era de los abuelos, pregunté a mi cuñada y no era verdad, llegó a desmontar y traer un aparato nuevo de mi suegro que había comprado para acabar con la plaga de los picudos que afecta a las palmeras. Mi suegro se volvió loco buscándolo un día hasta que cayó en la cuenta de que igual lo había cogido Ian. O vaciaba alguna caja de cartón que mi suegro utilizaba para guardar algo y la traía para quemarla. Cuando realmente nos dimos cuenta, la cosa se había extendido y descontrolado con estas cosas, ya que empezó con algunos papeles y poco a poco iba trayendo artilugios como los comentados. 

Tras las primeras medidas (explicadas en este blog) hubo una descenso en la obsesión, pero se volvió a descontrolar al venir de un viaje con los compis de Aspali y vi la urgencia de buscar otra alternativa. “Si no puedes con tu enemigo únete a él” reza un sabio dicho. De manera que readapté la situación para volver al ataque y tratar de canalizar su obsesión en cuanto a la recogida de basuras del camino y sus alrededores.
La nueva norma era que,  a partir de aquel momento, podría recoger basuras solo del camino de casa, con un guante, una bolsa de basura y conmigo a su lado, y SOLAMENTE los domingos por la mañana, después de organizar las cosas en casa. De esta manera intentaba cerrar posibilidades a la creciente ansiedad que le dominaba. Por medio de  historias sociales activas le fui explicando que lo que hacía no era correcto y podía tener consecuencias graves. La nueva medida terminó, de un plumazo, con seis días de obsesión por su parte, pero me doy cuenta que no puedo erradicarla del todo, ya que todavía no está preparado para ello. 

Esta última medida la cumple a rajatabla desde el principio. Por un lado sigue teniendo una vía de escape para calmar el ansia que le genera esta necesidad, y por otro hemos podido reducir en gran medida los quebraderos de cabeza que nos estaba causando su obsesión. Es más, ha habido algún que otro domingo que, curiosamente, ni se ha acordado de esta labor de recogida.

A unos veinticinco metros hacia abajo, conforme salimos de casa, está la carretera principal y más peligrosa (que era lo que más me preocupaba) y a unos seiscientos o setecientos metros hacia arriba, hay otra carretera interna que lleva a distintas casas de campo, peligrosa también, pero por donde los coches suelen circular más despacio, que nos lleva al pueblo también y que está a unos tres kilómetros de casa.

Estas fotos de abajo, son del día que fuimos a limpiar ese camino de seis o setecientos metros arriba.




Ian quedó feliz y yo contenta también, contribuir en la limpieza de la naturaleza nos dejó  a los dos una sensación de bienestar que no tiene precio.

Es increíble el poco civismo que hay hoy día con respecto al medio ambiente. El ser humano es terriblemente destructivo con su propia naturaleza. Todo lo ensucia y destruye, con incendios, con basura… Me duele mucho ver esta faceta de mi propia especie o tal vez sería mejor decir: esta característica neurotípica, que desde luego, y como se puede apreciar en las últimas entradas de mi blog, nada tiene que ver con las características de mi hijo.

Todavía recuerdo cuando había que llevar el casco de una cerveza para que te vendieran otra, o llevábamos capazo o el carro de la compra y no necesitábamos bolsas. O cuando en lugar de tirar los objetos rotos, ¡¡los arreglábamos!! La naturaleza nos lo agradecía con un su exuberancia y aroma que nada tiene que ver con el que, muchas veces, nos tropezarnos ahora ¿Qué nos ha pasado para boicotearla de esta manera? Y lo que es peor… ¡¡¿Cómo puede haber gente que se divierta quemando bosques?!! ¿¡Se puede urdir un atentado más grave a la humanidad que ese!? Atentado del que no se escapan ¡ni los propios pirómanos! ¿Se puede ser más inconsciente? Me produce una tremenda preocupación y tristeza observar la facilidad que tenemos los seres humanos para destruir todo lo bello que nos rodea….
Y me vais a perdonar, pero es que ha sido un verano realmente crudo en este aspecto. Incendios descontrolados que han arrasado miles y miles de hectáreas en muchas partes, entre ellas, España especialmente, que se han llevado por delante ¡¡vidas humanas!! ¡¡Dios mío qué horror!! También la fauna y flora, algo que normalmente no se comenta; seres vivos que también son necesarios para el equilibrio del ecosistema y que pierden su vida por un descuido, el loco de turno, un enfermo, o algún oculto interés económico. ¡¡Cuándo vamos a despertar y a darnos cuenta de que si destruimos la naturaleza nos destruimos a nosotros mismos!!
Desgraciadamente hay algunos suicidas entre nosotros que no se conforman con desaparecer ellos solos, sino que pretenden arrastrarnos a los demás hacia un sacrificio inútil.


Siguiendo con la entrada del blog, pues esto me supera… Aparte de haber logrado canalizar la obsesión a los domingos,  he podido observar cómo, cuando vamos a caminar cada tarde, por un lugar que hace unos tres años parecía paradisíaco, observamos que en estos momentos, desafortunadamente, está totalmente abandonado y sucio, como se puede apreciar en las fotografías de abajo. Y a pesar de ello ahora Ian ha logrado no angustiarse por ello. 


Cuando empezamos a trabajar esta obsesión, caminar por un sitio así, se convertía en un  imposible. Su actitud era cabizbaja, su mirada escrutadora. De reojo, controlaba, con enorme ansiedad, a diestra y siniestra, cada papel o broza con la que tropezaban sus ojos, mientras que un sentido nervio, que a duras penas podía controlar, se hacía evidente en la rigidez de su postura y en el tono de sus comentarios. Ahora, solo comenta, de vez en cuando, en nuestra caminata diaria:- ¡Mira que la gente es guarra! Esto lo limpiará alguien ¿verdad? A lo que le contesto que sí, que algún día, el ayuntamiento, tendrá que enviar alguna patrulla de limpieza a esa zona del polígono para que deje en condiciones aquel paseo que hacía las delicias de los transeúntes. Entonces él sigue con la cabeza alta mirando al frente y caminando y hablando con normalidad.

Es por todo lo dicho que considero que hemos avanzado mucho en este aspecto.  Pero como he comentado antes, no solo hemos trabajado este problema, pues Ian tiende a convertir todo lo que vive en una obsesión (algo por otro lado habitual en TEA). Ha habido otros como: dejar de subir cada cinco minutos a casa de los abuelos, que están en verano un bancal más arriba. Dejar de ir a cada rato al buzón del taller para ver si está limpio o si hay algo. Dejar de llenar vasos de agua de la máquina del taller para todo el mundo etc.

Una de las frases que más dice al día es: Yo soy el dueño de mi mente y digo NO a la obsesión. ¿Es así mamá? Sí cariño, ¡¡muy bien, tú puedes!! Le respondo. Otras veces me dice:- ahora me están entrando ganas de ir por los bancales, entonces digo…(y vuelve a repetir la frase).

En este momento vamos a ir unos centímetros más allá, readaptando su respuesta a la incisiva obsesión que le atormenta con una sola palabra: FUERA (con contundencia), sin más, y tras decirla que piense en algo que le guste, apartando de su pensamiento la ofuscación. 

Tras este tiempo de trabajo con las obsesiones de mi hijo, vuelvo a reafirmarme en que si los padres tenemos la función de alerta en modo encendido en nuestras mentes, gracias al conocimiento que tenemos de la personalidad de nuestros hijos, vamos a poder observar en qué se van a atascar, fulminando desde sus inicios cualquier obsesión, mientras les explicamos el porqué no ha de llevarla a cabo, evitándonos así muchos problemas a todos, pues al coger una obsesión en sus inicios y ayudarle a comprender el error de la misma, canalizarla o incluso prohibirla ayudará a que no se arraigue ni se extienda en el tiempo.

Bueno, ¡¡espero no haberos aburrido con tanto texto!!

Un abrazo a tod@s

[+/-]

NOTICIAS SOBRE LA OBSESIÓN

[+/-]



Hola a tod@s!! Para quien no haya leído el resto de entradas sobre la obsesión que estamos trabajando, les animo a hacerlo o tal vez no lleguen a comprender lo que estoy comentando.
Aquí seguimos con la obsesión de Ian. Durante cuatro semanas lo llevó realmente bien, hasta que volvió de un día de ocio con sus compañeros de Aspali (que siempre suele venir muy excitado) y me lo veo correr como un caballito desbocado camino abajo.





Le pregunté a los gritos desde el porche:

-        ¡¡¿¿Pero dónde vas??!!

Y me hizo un gesto con las manos como queriendo decir que le dejara en paz…y volvimos a empezar L ¡así es nuestra vida!, ¡qué le vamos hacer! Ian no toma medicación porque cuando la ha tomado ha sido peor el remedio que la enfermedad, de manera que nos las vamos arreglando con terapias alternativas que aprendí a hacer hace muchos años para ayudarle y que nos ayudan a toda la familia. Sin embargo no es un nene, tiene 26 años y con esa edad es mucho más complicado lograr que entre por las directivas que le marcamos, pues se va sintiendo cada vez má fuerte y con una personalidad más hecha, lo que por un lado es bueno pero por otro nos puede complicar muuucho la vida, sobre todo cuando todo lo convierte en una obsesión.

Hay un dicho que dice: “Si no puedes con tu enemigo, únete a él” de manera que, ni modo, como dicen en Sudamérica. No me quedó otra que cambiar de estrategia…

El domingo se puso muy nervioso porque al volver con el coche había visto algunas cosas en el camino de vuelta a casa y quería quitarlas a como diera lugar. Viendo su desenfreno y alteración y observando todo el trabajo anterior para este menester  le dije:

-        Vale, vamos a hacer una cosa… los domingos por la mañana tú y yo vamos a dar un paseo por el camino y llevaremos una bolsa de basura y un guante para que, mientras caminamos un rato, si vemos algo SOLO POR EL CAMINO, podamos recogerlo con las debidas precauciones y meterlo en la bolsa para tirarlo después a la basura.

-        ¡¡Vale!! ¿Podemos ir ahora?
-        Sí, hoy es domingo por la mañana...

Salimos por el camino hacia la carretera, que era donde él había visto lo que quería recoger y las fue recogiendo, después no quiso ir hacia el otro lado del camino sino que dijo:

-        Ya podemos volver a casa.

Cuando llegó a casa y tiró las cuatro cosas que llevaba en el lugar donde solemos quemar hierbas, dio un respiro y dijo:

-        Ves, ya está.

Y se quedó muy tranquilo. Estas son las cosas que le tenían tremendamente angustiado!!



Pero hoy ha vuelto a la carga y cuando ha llegado a medio día me pregunta si puede ir a ver si está el yayo en su casa. Un bancal más arriba. Yo sabía que su intención no era ver al abuelo y le digo:

-        El yayo no está. He visto que se acaba de ir.
-        Bueno, pero déjame ir a ver si está.
-        Voy contigo…
-        ¡No!
-        Vale, tú quieres ir a ver si está para recoger alguna cosa de la casa del yayo, el problema es que bajas aquí cubos de pintura y todo lo que encuentras que tú consideras que no ha de estar allí.

-        No, no confía en mí. Voy a por una pelota que se me ha caído en el bancal de arriba del yayo (Una mentira que se ha sacado de la manga).
-        Ya quisiera confiar yo cariño, la obsesión te está dominando y el bancal de arriba de casa del yayo no es tuyo, tiene dueño y no podemos ir allí (No ocurriría nada de no ser por lo tremendamente obsesivo que es, ya que eso le llevaría a otra cosa y algún día se puede ver envuelto en un problema).
-        Pues me da igual, yo soy el dueño de mi mente y digo sí a la obsesión y voy a ir. ¿Tú me dejas?
-        (Con tranquilidad) Yo no te dejo.
-        Pues yo voy a ir porque me sale de los coj… (Sale)
-        Bueno, haz lo que creas que debes hacer, pero atente a las consecuencias.
-        (Vuelve) ¿Qué consecuencias?
-        Las que no te van a gustar. Por ejemplo, que no te ponga el plato de la comida hoy.
-        Pues me lo pongo yo. ¿Por qué no me quedo sin play o sin ordenador? (Generalmente le hago escoger entre dos opciones, pero hay veces que no lo considero oportuno, como ha sido el caso de hoy, pues de haberlo hecho se hubiese ido sin problemas a satisfacer la obsesión.)
-        Porque eso en este momento no sería una consecuencia para ti.
-        Iré esta tarde.
-        Entonces te quedarás sin ir el viernes a Alicante.
-        ¿Podemos ir el domingo a pasear por el camino?
-        El domingo sí, pero por el camino. Vamos tú y yo y te voy diciendo dónde puedes coger algún papelillo del suelo y dónde no.

No hace mucho, obsesionado con el cartón, entró a la cochera de mi suegro, sacó unas cosas que tenía mi suegro en una caja y se llevó la caja para hacerla pedazos y tirarla donde quemamos hierba. El problema de todo esto es que transforma algo positivo como es reciclar y mantener limpio algún lugar en algo que no lo es, pues necesitara más o menos la caja mi suegro no debe hacer estas cosas. Otro problema es que, de alguna forma, muchas veces sabe que no ha de hacer ciertas cosas y las lleva en secreto hasta que nos damos cuenta y han pasado unas semanas o meses recreándose en esa necesidad que siente de hacer algo obsesivo y después cuesta un enorme trabajo quitarle la obsesión.


En estas semanas hemos podido frenar dos obsesiones que empezaban. Una gracias al hecho de darnos cuenta y la otra al trauma que le causó llevarla a cabo la primera vez. Afortunadamente se le han ido de la cabeza. En la siguiente entrada os contaré estas dos seguras obsesiones que se quedaron en agua de borrajas. J ¡¡A ver por donde me sale ahora cuando llegue del trabajo...!!

[+/-]
 

Back to top